Solemos olvidar que lo salvaje no está reñido con lo elegante. Pero afortunadamente tenemos a Eva Ryjlen para recordárnoslo. Ya lo hacía cuando era la mitad femenina de ese milagro patrio que fue la existencia de Idealipsticks. Tras "Violencia Posmoderna" (Desvelo,...