Fue en el verano de 2008. Entre los días de calor sofocante, el avistamiento de un OVNI distraído en la última noche de julio y las dudas existenciales del que tiene demasiado tiempo libre cuando descubrieron que podían hacer canciones. De esa manera tan simple y casual nace Shinova. Al poco vinieron «Latidos» (2009)  ”La Ceremonia de la Confusión» (2011)

Tras un parón de tres años, con cambio de formación incluido, la pasión por la música intacta y una maravillosa revelación epifánica (provocada por el parecido de su panadera con Paul McCartney), decidieron cambiar su rumbo y comenzar de cero. Así llegaba «Ana y el Artista Temerario» (2014) y dos años más tarde “Volver».

Ahora están a punto de lanzar su cuarto trabajo… y eso, básicamente, es el resumen de su historia hasta ahora. Las hay mejores y peores, pero ésta es la suya, y no pueden estar más agradecidos por la posibilidad de seguir llenando con canciones cada página en blanco que la vida les ofrece.

Suscríbete y recibe todas nuestras novedades